dilluns, 12 de març de 2012

UN EFECTE MÉS DE L'ESTRANYA POLÍTICA AMBIENTAL AUTONÒMICA

Malauradament la nostra administració no te uns criteris clars sobre la protecció del medi; només així s'explica com posen problemes a determinats projectes de millora, basant-se en la més absoluta ortodòxia científica, o bé donen el vist i plau a projectes com el que ara s'analitza:
Ací us adjunte una nota de premsa dels AHSA, sobre una actuació en una estructura tradicional i històrica, amb interès conservacionista i que travessa un espai natural protegit. També hi deixe documents i imatges.
                           ________________________________________________


LOS RECORTES NO AFECTAN
A LA DESTRUCCIÓN DE LAS ZONAS HÚMEDAS

INICIAN LA CEMENTACIÓN DEL AZARBE DE ENMEDIO



El Azarbe de Enmedio es un azarbe de riego y de avenamiento que atraviesa parte de los términos municipales de Dolores y San Fulgencio, que vierte sus aguas en la desembocadura del río Segura. Se trata  de uno de los azarbes principales que cruzan la parte mas baja de la huerta tradicional asociada al bajo Segura, que todavía mantenía sus orillas sin cementar y que en algunos tramos de éste sirve de refugio a los últimos ejemplares de Olmo común Ulmus minor en nuestra comarca. Estos árboles, antiguamente abundantes en toda la geografía peninsular, prácticamente han desaparecido debido a una enfermedad denominada grafiosis. El pasado año la Consellería de Agricultura aprobó la concesión de una ayuda al Sindicato de Regantes de Dolores para la cementación de este azarbe tradicional, que es propiedad de esta entidad. Posteriormente, AHSA presentó un escrito ante la Consellería de Medio Ambiente para instar a esta administración a no conceder la preceptiva autorización para estos trabajos, ya que parte del trazado de este azarbe cruza dos zonas húmedas incluidas en el Catalogo de Zonas Húmedas de la Comunidad Valenciana: la Desembocadura del río Segura y El Hondo de Amorós.

Al parecer la Consellería de Medio Ambiente ha obviado la protección de este histórico azarbe y ha permitido una actuación que está provocando la destrucción de sus orillas  y de su vegetación natural,  con el consiguiente impacto sobre un gran número de especies ornitológicas que habitan en sus orillas y cauces y la destrucción de la vegetación de ribera, creando un obstáculo infranqueable para la fauna terrestre.

Es indignante que se inviertan 2.000.000 € en cementar los azarbes por el efecto contraproducente sobre los cultivos a los que supuestamente se quiere beneficiar, ya que merma de forma importante la capacidad de drenaje de estos cursos de agua, con lo que durante episodios de lluvias intensas, recurrentes en nuestras comarcas, pueden presentarse inundaciones persistentes  con los consiguientes daños tanto en cultivos como otros bienes. Más aún si tenemos en cuenta el elevado déficit que arrastra la administración autonómica y que está justificando graves recortes en educación y sanidad.

Por otra parte, recordar que el puente del camino viejo de Elche a San Fulgencio, construido en el siglo XVIII y declarado por la Consellería de Cultura como Bien de Interés Cultural, que salvaba el paso del azarbe de Enmedio, también corre peligro de desaparecer por estas obras, tal y como ya ocurrió hace unos años con el puente del azarbe del Acierto durante las obras de cementación de ese azarbe.


Sense cimentar

Cimentació

Documents: